Un dicho popular mexicano dice que "teniendo una buena relación con Dios, puedes dejar de lado a los ángeles".

Este dicho se aplica a las relaciones laborales para implicar que mientras alguien tenga una buena relación con los altos directivos de la jerarquía, los gerentes intermedios pueden ser ignorados. Sin embargo, desde un punto de vista religioso, parece que este principio de ignorar la jerarquía no funciona, ¿verdad? Es decir, ¿podemos ir directamente a Jehová mientras ignoramos al Señor Jesús?

Las Escrituras parecen contradecirse entre sí cuando se trata de este asunto. Por un lado, tenemos a Jehová en el Antiguo Testamento que se define a sí mismo como un Dios celoso, que exige una devoción exclusiva; pero, por otro lado, en el Nuevo Testamento, tenemos el mismo Jehová que parece decirnos (¿Dios nos dice o nos manda?) que debemos servir al Señor Jesús.

Hoy en día, tenemos un movimiento religioso que se jacta de ser la única religión verdadera, porque por su mensaje, doctrina, estructura e incluso el nombre, Testigos de Jehová, los identifica directamente con el único Dios verdadero. Por otro lado, las Escrituras nos dan mucha información sobre el Señor Jesús, sus primeros discípulos y las primeras iglesias. ¿Qué sucede cuando comparamos a los testigos de Jehová actuales con los primeros testigos de Jesús?

Mis queridos hermanos y hermanas cristianos: es su turno de traducir mi investigación utilizando Google Translator. Mi inglés no es muy bueno y lo siento. Ayude haciendo clic en el siguiente enlace —–> ¿Testigos de Jehová o Testigos de Jesús? Análisis exegético. Enviar los resultados a mi amigo, Meleti, a meleti.vivlon@gmail.com.